El 16 de septiembre de 1976, un operativo de la policía bonaerense y el Ejército secuestró a 10 adolescentes de una escuela secundaria en la capital de Buenos Aires. Sólo cuatro sobrevivieron, de los otros no hay rastros hasta hoy.
Fuente original