Todos saben que habrá heridos. El interrogante está en la cicatrización de esas lastimaduras, las miradas de reojo y quiénes pondrán todo en la campaña rumbo a noviembre.
Fuente original