Es lo que creen en Casa Rosada luego de ver las primeras encuestas. Cae la imagen presidencial pero no repercute en la intención de voto. Espera rapidez judicial.
Fuente original