Después de ser el único orador ante la derrota, el Presidente se trasladó a su residencia con Cafiero, Vitobello y Biondi. Cristina Kirchner se fue más rápido y sola rumbo a su casa.
Fuente original