La ensayista se refirió a Javier Milei como alguien que «dice palabrotas para llamar la atención» y a Facundo Manes como una persona que «busca que la gente sea feliz pero no nos ha explicado el método».
Fuente original