Miles de hinchas llegaron hasta la cancha con carnets que no estaban habilitados y terminaron ingresando; los controles del estadio Monumental cedieron y se estiman 50.000 espectadores, por lo que ya se abrió un acta contravencional – LA NACION
Fuente original