Aunque mereció más, el equipo de Tite interrumpió una serie de nueve victorias seguidas, al margen del partido suspendido con la Argentina – LA NACION
Fuente original