Los agentes del operativo se encontraron con un local habilitado pero que no cumplía con pautas de funcionamiento ni con el protocolo anti Covid-19. Una fiscalía imputó al propietario y clausuró el comercio.
Fuente original