«Si Brasil consideraba el país de dónde venían los jugadores argentinos como zona de riesgo, podría haber actuado en el momento del ingreso a su territorio», criticó la directora nacional de Migraciones.
Fuente original