Los argentinos tendremos que esperar casi un mes para volver a extender el sábado y el domingo, pero valdrá la pena, ya que habrá dos días no laborables – LA NACION
Fuente original