La vicepresidenta lució un cinturón de Louis Vuitton en su regreso a las sesiones presenciales en el Senado.
Fuente original