A Camila Leiva le asignaron la consigna en la casa de Vanesa Osores, que estaba presa por haber matado a su pareja; la desconfianza inicial se transformó en gran amistad; cuando la joven fue absuelta, al probarse que había actuado en legítima defensa, la oficial la acompañó en el nacimiento de su bebé – LA NACION
Fuente original