En un hipotética contienda electoral el ex presidente obtendria 47%, contra un 46% del actual. Por otro lado, el índice de desaprobación del titular de la Casa Blanca está en un 47%, 8 puntos por encima de febrero.
Fuente original