El evento fue organizado por UNICEF y contó con el apoyo de referentes del movimiento urbano argentino. Se buscó informar sobre delitos virtuales contra menores.
Fuente original