El Gobierno subió el piso a $175.000 y sumó instrumentos a las exenciones. Así, el aumento de las paritarias no afectará el alivio fiscal impulsado por el Gobierno y sólo seguirán pagando aproximadamente el 10% de los trabajadores.
Fuente original