La erupción no supone un peligro inmediato, pero el observatorio volcánico del USGS dijo que continuará «supervisando de cerca la situación» porque «los inicios de una erupción son dinámicos e inciertos».
Fuente original