Con muy pocas reservas, el Banco Central enfrenta el desafío de llegar a las elecciones de noviembre sin una maxi devaluación. Claramente faltan dólares y sobran pesos. El viernes el BCRA entró a boxes a revisar estrategia.
Fuente original