Cristina levantó la figura de Cecilia Todesca como el faro de Alejandría: suficiente mención para convertirla en eventual sucesora de Martin Guzmán.
Fuente original