A menos de una semana de conocidos los números de la pobreza, y a menos de un mes de las elecciones de septiembre, el gobierno sigue creyendo que el clientelismo es la manera de cambiar la realidad electoral.
Fuente original