La decisión rige hasta el 31 de diciembre y tiene como fin preservar el «stock reproductivo».
Fuente original