El informe más reciente de inteligencia de Estados Unidos no es concluyente, un resultado que no ayudará mucho a sofocar el debate sobre si el virus se propagó a los humanos a través de animales o se filtró de un laboratorio en Wuhan, China.
Fuente original