El precandidato a diputado nacional por Juntos opinó que el problema que tiene el presidente es «estructural» y «muy difícil de revertir». «Imaginamos un cambio de gabinete profundo después de esta elección», aventuró.
Fuente original