Los relevamientos muestran una caída estrepitosa de la imagen del Presidente y centra en la figura de CFK la culpa de la caída peronista. También expresan como negativos los cambios en el gabinete nacional.
Fuente original