Consultores privados calcularon que la premisa de la Vicepresidenta de «poner plata en los bolsillos de la gente» para mejorar la cosecha electoral equivaldría a 1,3% del PBI. Los detalles en números.
Fuente original