La educación para la buena salud va más allá del etiquetado. Debe profundizarse y que el envase sirva como recordatorio, no como estrategia.
Fuente original