Tanto el FIT como el liberalismo confían que las PASO los deje bien parados para en noviembre lograr tener representantes en el Congreso.
Fuente original