Argentina podría conseguir en el mercado internacional y a bajo costo el dinero que necesita para afrontar sus deudas. Sin embargo, la falta de confianza en el país lo aleja indefectiblemente de esa posibilidad.
Fuente original