Hasta fin de mes forma parte del ciclo La biblioteca sonora de mujeres, donde le pone su voz a través del teléfono a la poeta Olga Orozco; tras la muerte de su marido Hugo Urquijo, se tomó un año y medio de paréntesis – LA NACION
Fuente original