Fue la liberación más grande que se hizo hasta el momento en Argentina. Ya son 64 los ejemplares que regresaron a su entorno natural desde 2003.
Fuente original