La ciudad tenía 10.800 plazas y hoy rondaría las 7.000, según referentes del sector. Para el Indec, las plazas cayeron un 45%. En contrapartida, los alojamientos informales se mantuvieron y ya superan las camas registradas.
Fuente original