Puede ir debajo de madera, vidrio o plástico, siempre que el grosor de la placa no exceda los 22 mm – LA NACION
Fuente original