El mandatario minimizó los fármacos y hasta especuló con la chance de haberse infectado por segunda vez; varios estados comenzaron a aplicar una tercera dosis – LA NACION
Fuente original