El primer ministro japonés, Yoshihide Suga, amplió el estado de emergencia a ocho áreas más, aproximadamente 70% de la población, a medida que la variante Delta provoca un aumento récord de casos de Covid-19 y ejerce presión sobre el sistema médico.
Fuente original