El miércoles, un fallo permitió que nuevas restricciones al aborto en Texas entraran en vigencia, y ordenó a su Administración que contrarrestara la ley estatal.
Fuente original