La guerra de Kenia contra la caza furtiva de elefantes y jirafas está dando frutos. Las poblaciones de ambas especies están en aumento.
Fuente original