De la lectura de estos libros surgen sorpresas, como la desmentida de que la diáspora judía haya comenzado con la huida de Egipto.
Fuente original