La expresidenta perdió en sus principales bastiones, Buenos Aires y Santa Cruz. Paso de festejar al emitir su voto al silencio en el búnker del Frente de Todos. El peso del Olivosgate y el rol del presidente en la campaña.
Fuente original