«El Memorandum con Irán, más allá de que se lo considere un acierto o desacierto político, no constituyó un delito», dijeron los jueces. Héctor Timerman, entre los sobreseidos.
Fuente original