Más establecimientos recurren a salones híbridos, prioridad para los estudiantes de los primeros años, clases teóricas cara a cara y exámenes que también se toman de manera presencial – LA NACION
Fuente original