Los magistrados entendieron que no hubo delito en la firma del acuerdo con el país de Medio Oriente. La Cámara Federal de Casación Penal y los querellantes podrán pedir la reapertura de la causa.
Fuente original