Con las primarias de participación más baja, el oficialismo enfrenta malos resultados en Buenos Aires, CABA, Córdoba, Santa Fe, Mendoza y otros 12 distritos. Juntos por el Cambio mantiene la supremacía porteña y se agranda con las internas.
Fuente original