Con respecto al escrache que sufrió en Ushuaia, la presidenta del PRO calificó al hecho como «lamentable» y dijo que las personas que la agredieron «no representan a los fueguinos».
Fuente original