El episodio fue alertado por un efectivo de la policía local y luego la secretaria de la Niñez local denunció el caso y pidió la detención de la médica. La ley marca que la persona gestante «tiene el derecho a decidir acceder a la interrupción del embarazo hasta la semana 14 o los 3 meses de gestación».
Fuente original