Con el regreso a la presencialidad plena, los estudiantes enfrentan nuevos desafíos al volver a la normalidad; para hacer frente a las secuelas del encierro, las escuelas repiensan el diseño curricular y trabajan más sobre el individuo que sobre el aprendizaje específico – LA NACION
Fuente original