La presentación fue realizada por el fondo Titan Consortium, que obtuvo una sentencia favorable por ese monto en el tribunal arbitral del Banco Mundial en 2019, y la Argentina nunca pagó.
Fuente original