Detectada por primera vez en Colombia en enero, «es potencialmente más preocupante debido al potencial aumento del escape inmunológico que puede mostrar», reconoció la Agencia Europea de Medicamentos.
Fuente original