El seleccionado argentino se mantiene como escolta camino a la Copa del Mundo, pero les sacó más distancia a sus perseguidores – LA NACION
Fuente original