A pesar de que en adelante habrá varios días con viento fresco y ráfagas frías, el termómetro no se resiente y no logra romper el piso de los dos dígitos; se viene una semana inestable, con muy poco sol que empieza a poner la lupa en las condiciones atmosféricas del domingo electoral – LA NACION
Fuente original