Se vienen días con permanente enunciación de lluvias aisladas; a pesar de algunos momentos puntuales donde los cúmulos se separen y el sol se muestre por un rato, habrá que esperar recién hasta el viernes para que el cielo se limpie – LA NACION
Fuente original