Son obras de arte, piezas de redes sociales o momentos capturados en videos, pero valen millones en el mercado digital
Fuente original